El limitado

El limitado

Desde el siglo XV se viene dando un histórico conflicto entre Aramaio y Otxandio. Los dos pueblos se disputan desde entonces un territorio de más de 500 hectareas llamado “EL Limitado”, situado entre la villa de Otxandio y Olaeta (Araba). Sus orígenes se remontan a la Edad Media, época en la que eran comunes las disputas territoriales entre jauntxos locales, así como las concesiones de territorios que los reyes hacían de forma arbitraria a los nobles fieles a sus intereses.

Sea cual fuere el origen del conflicto, lo cierto es que la villa de Otxandio experimentó un gran crecimiento gracias al desarrollo del comercio, y necesitaba aumentar su territorio.

Por otro lado, la demanda de madera era cada vez mayor, puesto que era necesaria para la construcción, para las fraguas y para su uso en las casas. Siendo Otxandio una villa con poca extensión, la demanda superaba a la disponibilidad de terrenos y bosques para obtener la preciada madera.

Según las crónicas de la época, el año 1457 la condesa de Aramaiona doña Elvira de Leira hizo concesion de estos terrenos del Limitado a la villa de Otxandio:

 “...en el dho nombre del dho Juan Alfonso otorgamos e conoscemos que desde agora en adelante para siempre jamás, damos e entregamos perpetuamente al Concejo de la villa de Ochandiano e a los vecinos e personas singulares del uso e fruto e aprovechamiento de todas o cualquier tierra o tierras e terrenos e frutos e frutales que llevan fruto y llevan e aguas corrientes e estantes e yerbas e pastos de herbajos e bellotas de robres e lio de hayas e de otro cualquier arbol de cualquier natura en estos linderos”.

Su hijo, don Juan Alfonso de Múgica y Butrón, señor de Aramaiona, ratificó este acuerdo unos años más tarde. Se reconocía así el derecho al aprovechamiento por parte de los vecinos de Otxandio de este terreno que en el escrito se delimitaba perfectamente. Y es así como pasó a denominarse “El Limitado”. De esta forma los vecinos de la villa podían utilizar los terrenos para pasto  del ganado y extracción de leña para sus hogares y ferrerías.

Evolución siglos XVI-XXI