Evolución siglos XVI-XXI

El limitado

A lo largo de los siglos XVI y XVII continuaron los litigios entre Otxandio y Aramaio,  y en varios casos tuvieron que intervenir la Cancillería de Valladolid y el Juez Mayor de Bizkaia. Es a partir del siglo XVIII, en 1754, cuando se instaura en Otxandio la costumbre de inspeccionar anualmente el estado de los linderos de “El Limitado”, costumbre que ha llegado hasta nuestros días. Esta inspección se lleva a cabo el mes de Septiembre, lo realiza la Corporación Municipal a quien acompañan numerosos vecinos de la villa, y se conoce como “basabisitta”.

A finales del siglo XIX, dadas las dificultades para encontrar solución a este conflicto, las Diputaciones Forales de Álava y Bizkaia, de común acuerdo con los ayuntamientos, decidieron acudir a una solución de arbitraje, cuya labor fue encomendada a la Diputación Foral de Gipuzkoa.

A principios del siglo XX la Diputación Foral de Gipuzkoa estableció una Comisión Especial con el objetivo de resolver este conflicto histórico. Sin embargo, la Diputación de Bizkaia no reconoció la resolución de dicha comisión que entregaba la jurisdicción del Limitado al Valle de Aramaiona, alegando para ello, que la comisión creada se había apartado del procedimiento pactado. A finales de este siglo pasado fue necesaria la mediación del Ararteko, pues debido la indefinición jurídica se plantean nuevos problemas que afectan a temas importantes como la recaudación de impuestos sobre los bienes inmuebles, competencias sobre ordenación urbanística, registros de las propiedades de viviendas establecidas en este territorio... El Ararteko hizo una propuesta de consenso que consistía en la división paritaria del territorio de El Limitado entre los Ayuntamientos de Aramaio y Otxandio, y, por consiguiente, entre las Diputaciones Forales de Álava y Bizkaia.

Pero el problema sigue estancado y no se vislumbra una solución definitiva, por ser un terreno entre dos provincias cuya resolución final depende de las Cortes del Estado. En la actualidad las instalaciones escolares, deportivas y piscinas municipales se encuentran en este terreno de El Limitado, totalmente integradas en el entorno urbano de la Villa.